¿Qué es la cosmética Natural?

La cosmética natural está de moda por sus características y beneficios pero, ¿qué es exactamente? A grandes rasgos, podemos decir que un cosmético se considera natural cuando en su composición se utilizan ingredientes extraídos de la naturaleza.

Componentes de la cosmética Natural

Por ello, estas formulaciones suelen estar libres de ingredientes sintéticos, químicos o de compuestos considerados como peligrosos por su toxicidad a altos niveles.  

Sin embargo, no todo producto que esté creado con ingredientes orgánicos es natural, y es que todos los cosméticos creados bajo esta premisa deben cumplir una serie de normas para poder comercializarse. De este modo, una serie de organismos nacionales e internacionales son los encargados de velar por la calidad y seguridad de la fórmula final.

Beneficios de la Cosmética Natural 

¿Te suenan de algo los sulfatos o los parabenos? Pues con los cosméticos naturales no te tienes que preocupar de ellos.

Como te hemos adelantado ya, este tipo de cosmética no incluye en sus fórmulas ingredientes químicos ni sintéticos. En su lugar, integran principios activos de procedencia natural, con origen en flores o minerales. Gracias a esta característica, estos ingredientes son totalmente respetuosos con el medio ambiente.

Otro de los beneficios de la cosmética natural es que también es respetuosa con la piel de quien la consume. Por tanto, tengas el tipo de piel que tengas, no tienes que preocuparte por nada. ¿Por qué? Pues porque este tipo de productos son totalmente seguros y adecuados para incluso las pieles más problemáticas o sensibles.

Para terminar con los beneficios de estos cosméticos, tenemos que continuar con su respeto al medioambiente. Y es que, por lo normal, estos productos se comercializan en envases biodegradables, fabricados con elementos reciclados o recicables.

¿Qué opinan las personas de la cosmética natural?

La cosmética natural tiene cada día más adeptos y adeptas, si bien es cierto que en la actualidad existe un poco de controversia con este tema. Por normal general, las personas tienen una muy buena opinión de este tipo de cosméticos, gracias a los múltiples beneficios que estos presentan y de los que ya te hemos hablado.

El problema aparece cuando se crea un sentimiento de rechazo por parte de las marcas, que abusan de su poder para crear miedo ante el consumo de cosmética tradicional. Y es que ambos tipos de cosméticos son totalmente seguros y la única diferencia es el origen de los ingredientes.

Por tanto, lo que debemos hacer como consumidores es elegir lo que queremos de forma consciente y sin basarnos en el miedo a ciertos ingredientes. Por supuesto, eso sí, siempre teniendo en cuenta cuáles son los beneficios de los cosméticos naturales frente a los tradicionales.

Diferencia entre Cosmética Natural y Ecológica

¿Son la cosmética natural y ecológica lo mismo? Aunque en general se piensa que sí, lo cierto es que hay una sútil característica que las diferencia.

Cuando hablamos de cosméticos naturales, nos referimos a todos aquellos productos que utilizan en su fórmula ingredientes de origen natural. Varios ejemplos de ello pueden ser el aloe vera, la manteca de karité o el aceite de argán.

En este sentido, es importante fijarse en el INCI o lista de ingredientes del producto, ya que en este se reflejan cada uno de sus componentes. Para que la cosmética pueda considerarse como natural, es esencial que la totalidad de sus ingredientes tengan su origen en la naturaleza. 

Otra forma eficaz para saber si es un cosmético natural o no es comprobar si cuenta con alguna certificación al respecto, como el sello Ecocert, el NATRUE, el certificado BDIH o el sello de la Asociación de Cosmética Ecológica y Natural Española.

Por su parte, la cosmética ecológica va un paso más allá de la cosmética natural. Es así porque este tipo de cosmética, también conocida como orgánica, cuenta en su formulación con ingredientes provenientes de la agricultura ecológica.

 Esto se traduce en que estos componentes han sido producidos sin el uso de pesticidas o abonos sintéticos, lo que supone un mayor respeto al medioambiente. 

Otra de sus características es que, por lo normal, en la cosmética orgánica los ingredientes suelen extraerse en frío y sin refinar. Esto supone una mayor eficacia de los ingredientes, que mantienen todas sus propiedades.

De hecho, para garantizar que un producto es ecológico es necesario que su fórmula contenga al menos un 90% de ingredientes que procedan de la agricultura ecológica.

Cosmética testada en animales

Cruelthy Free

Si por algo se caracteriza la cosmética natural en España es por no estar testada en animales. Es más, sería contradictorio que un tipo de cosmética que tiene como objetivo respetar el medioambiente no respetase a los animales. 

Por lo tanto, para la comercialización de este tipo de productos no se experimenta sobre animales.

Por el contrario, no ocurre lo mismo con algunas marcas de gran consumo que, al vender en mercados internacionales en los que sí se exige esta práctica, siguen testando en animales.

Cosmética Cruelty Free

Te hemos hablado del testado en animales pero también queremos que sepas qué significa que un cosmético sea cruelty free, ya que esto va mucho más allá de lo que pasa en los laboratorios.

Para que un cosmético sea considerado cruelty free, o cuente con el sello CCF (Choose Cruelty Free), este debe cumplir con una serie de requisitos.

El primero de ellos es que no se puede maltratar a ningún animal para conseguir extraer un ingrediente, lo cual va muy ligado a evitar su sufrimiento o dolor. Tampoco se permite que los productos utilizados provengan de la industria de la piel o de aquellas empresas que matan animales para la fabricación de cosméticos.

Yendo incluso más allá, se trata también de evitar ingredientes que tengan origen animal ya que, de una forma u otra, utilizarlos con este fin puede causar un daño innecesario a los animales. En este caso, estaríamos haciendo referencia a productos veganos, de los que afortunadamente ya existe una gran gama disponible en el mercado.

La cosmética natural ha venido para quedarse y es que, cada día más, hay más personas preocupadas por el origen de los ingredientes que se utilizan en esta industria. Optar por opciones más sostenibles es posible y lo mejor de todo, es que estas están adaptadas a cualquier necesidad de la piel, a la que cuidan y respetan desde el primer día.

Si quieres saber más sobre la cosmética natural, te dejamos artículos sobre como curar las quemaduras solares y evitar las arrugas en nuestro blog para que puedas seguir aprendiendo de nuestros expertos.

 

Post anterior Siguiente post

Deja un comentario

Por favor, ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados