Consejos para elegir el Mejor Serum Antiedad

Tras años de desconocimiento sobre la necesidad de utilizar serums a partir de cierta edad para el cuidado de la piel, nos encontramos en una época de exceso de oferta: uno no sabe cuál es el mejor serum antiedad para piel grasa, por ejemplo, ni cómo debe aplicarlo.

Es normal, por eso vamos a darte las claves para sacar el máximo rendimiento a tus cosméticos, en este caso al serum. Antes te explicaremos qué es un serum y cuáles son las propiedades de un serum antiedad, para que sepas qué producto es el más adecuado para tu piel.

¿Para qué sirve el Serum Antiedad y como elegir el que mejor funciona?

Serum antiedad

Una vez formes parte de los consumidores informados, verás cómo entiendes por qué hay tantos productos con el mismo nombre, incluso dentro de una misma marca, y sabrás qué beneficios puedes esperar de cada uno de ellos y cuáles no deberías utilizar jamás.

¿Qué es un serum y para qué sirve?

Un serum es una fórmula cosmética muy concentrada en principios activos, por lo que 2 o 4 gotas bastan para cubrir y tratar la piel del cutis y el cuello.

En general, los serums se formulan con base acuosa y una consistencia que les permite penetrar con rapidez en la piel, pues tras ellos debes utilizar tus cremas y, si precisas, los filtros solares o el maquillaje.

Sin embargo, también hay serums de cosmética natural formulados a base de aceite. Estos se siguen llamando serums porque, de nuevo, son fórmulas concentradas, aunque sería más correcto llamarlos bálsamos líquidos. Se aplican en el mismo orden que los serums convencionales, aunque suelen permitirte prescindir de la crema o emulsión posterior.

Al final, los serums sirven para hacer llegar a la piel sustancias donde no llegan las cremas convencionales y para tratar problemas que precisen más mimo, sin llegar a recurrir a tratamientos de cabina.

¿En qué se diferencia un serum antiedad de otro tipo de serums?

¿Cómo usar el Serum antiedad de la mejor forma?

 

El Serum antiedad es un paso imprescindible en una rutina de belleza

Un serum antiedad es cualquier tipo de serum que ayude a prevenir el envejecimiento o a tratar los primeros signos del mismo. Es decir, si tu piel está deshidratada, tu serum antiedad puede estar formulado para aportar humedad extra en primer lugar, mientras que si hay manchas en la piel o arrugas, el objetivo primario del serum será algo más que asegurarte de que a tu piel le llegan todos los nutrientes.

Dado que hoy en día casi todos los serums cubren varias necesidades de una piel, es cada vez más difícil distinguir cuál es un serum antiedad y cuál no. Nuestro consejo es que no te fijes tanto en los beneficios de un serum antiedad o en el tipo de cutis para el que ha sido formulado en un principio, sino en sus efectos y en cuáles son esos ingredientes activos que te aporta de manera más eficaz que la mejor de tus cremas.
Algunos de estos ingredientes estrella necesitan estar en unas condiciones específicas para poder realizar su efecto, por lo que en forma de crema o emulsión dejarían de ser efectivos al poco tiempo de abrir el envase.

Si buscas un efecto tensor inmediato, aunque pasajero, el cosmético que deseas no suele ser un serum, sino presentarse en forma de ampollas.

¿Hay un serum para cada edad o debo fijarme mejor en mi tipo de piel?

Las indicaciones sobre posibles franjas de edad de las personas a quienes se recomiendan un serum son meramente orientativas. Dependiendo de si tu piel es más grasa o más falta de lípidos, de si te expones mucho al sol o vives en un entorno contaminado, puedes encontrarte con que el mejor serum antiedad para ti, igual es el que le corresponde a la edad de tu sobrina.
Sin embargo, cuando los serums explican para qué tipo de cutis han sido formulados, conviene prestar un poco de atención.

Si tu piel no es grasa, podrás utilizar casi cualquier serum antiedad que trate aquello que deseas corregir en tu cutis: arrugas, flacidez, tono apagado, etcétera.

Pero si tu cutis es graso o padeces acné adulto, algunos de aquellos serums formulados con base de aceites vegetales podría no estar indicado para ti, aunque la mayoría sí serán aptos. En estos casos debes atender al graso de comedogenicidad del cosmético y no al hecho de que sea de base oleosa, pues hay aceites que ayudan a regular la producción de sebo natural.
IMPORTANTE: Si padeces de alguna enfermedad crónica de la piel, habrá principios activos que debas evitar o que solo puedas utilizar en dosis no elevadas. Hablamos de retinol y de sus derivados, también de alfa-hidroxiácidos y, en casos de pieles muy reactivas, incluso de agentes bien tolerados como la vitamina C. Tu dermatólogo te informará de cuáles son los ingredientes a evitar y de cuáles puedes usar si ves que los toleras, empezando siempre por las fórmulas más suaves.

¿Cuándo debo aplicarme el serum dentro de mi rutina de cuidado de la piel?

El mejor serum antiedad es el que respeta las necesidades de tu piel y se aplica en el momento correcto. De no respetar el orden de aplicación de los productos cosméticos, podría suceder que tu serum fuera menos efectivo o que llegara a ser inutilizarse. ¿Recuerdas cuando te contábamos que ciertos principios cosméticos no pueden ir dentro de una emulsión porque son poco estables? Imagina que te aplicas un serum con ese ingrediente tras la hidratante.

La norma habitual es que el serum se aplica antes de la crema hidratante o nutritiva, pero siempre tras la limpieza facial y el uso del tónico. Sin embargo, algunas formulaciones muy específicas necesitan aplicarse de otro modo, en cuyo caso siempre estará indicado en el envase.

Si no encuentras instrucciones especiales, ya sabes, tras la limpieza y antes de las cremas. Y fíjate, por favor, en si tu serum antiedad es de los que se pueden utilizar tanto de días como de noche o de los reservados a uso nocturno. Si contiene vitamina A o derivados, siempre será un serum antiedad para actuar mientras duermes. En cambio, hay serums con vitamina C que se pueden utilizar durante el día, siempre y cuando apliques un buen filtro solar para evitar la aparición de manchas temporales en la piel.

¿Puedo alternar más de un serum? ¿Y aplicar uno sobre otro?

En efecto, la mayoría de serums antiedad se pueden utilizar en combinación, si tu piel tiene necesidades especiales o si vas a realizar un tratamiento de choque a la vuelta de vacaciones. Nos referimos a que puedes aplicarte uno en la mañana y otro diferente en la noche, aunque también hay clientes que, antes de irse a dormir, se aplican dos serums diferentes con un espacio de unos minutos.

Nosotros somos partidarios de comprar ya un serum multiacción antes de correr riesgos, con la excepción de algunas marcas cosméticas que formulan sus serums pensando en ese tipo de uso. Nos repetimos: si el envase no indica nada sobre un uso diferente, te encuentras ante un serum antiedad como la gran mayoría y debes usarlo en el orden correcto, sin mezclas extrañas.

Nuestros serums antiedad favoritos: cosmética natural o parafarmacia

Lleva el momento de opinar con base a las experiencias de nuestros clientes, pero antes vamos a plantear un debate que se repite a menudo: ¿es mejor un serum de parafarmacia o uno natural?, ¿cuál ofrece mejores resultados?

Los serums de cosmética natural deben tener un porcentaje mínimo de principios activos naturales, no de síntesis. Esto implica que algunos serums, pese a tener una base completamente natural, no puedan entrar dentro de esa categoría, sobre todo si además buscamos certificaciones ecológicas. Cuando hablamos de principios activos eficaces en concentraciones muy reducidas, la diferencia entre serum natural y serum de parafarmacia depende del canal habitual de venta de los productos de esa marca. Es decir, una casa que distribuya sus productos en farmacias o parafarmacias, no va a distribuir un nuevo producto natural en herbolarios por las dificultades que conlleva y por imagen de marca. En el caso contrario, algunas marcas de cosmética natural sí deciden ofrecer sus productos también en la sección de parafarmacia, como sucede por ejemplo con el aceite de rosa mosqueta puro de ciertas casas.

Ahora sí, si buscas un serum antiedad multiusos, por así decirlo, que sirva para mejorar el aspecto de tus manos o aliviar una rozadura, te recomendamos el aceite de germen de arroz con rosa mosqueta de La Albufera, que también combate marcas de acné. Puedes utilizarlo durante el día, a condición de usar siempre un buen filtro solar, o reservarlo para la noche.

Si buscas una formulación que vaya directa a los efectos del paso del tiempo sobre el cutis, el cuello o el escote, con múltiples acciones antienvejecimiento, échale un ojo al Serum Ultra Anti-edad de Diamond.

Los serums son cosméticos muy ricos en determinados ingredientes o principios activos. Están pensados para cuidar la piel de una forma más personalizada y eficiente con respecto al uso de cremas. No son cosméticos excluyentes, excepto en casos concretos, sino complementarios.

El mejor serum antiedad es el que le aporta a tu piel lo que necesita en un momento determinado de tu vida o del año. Es frecuente ir alternando más de un serum antiedad para satisfacer cuidados extra que pueda necesitar tu cutis. Hay serums que solo se pueden aplicar durante la noche y, en cualquier caso, el orden de aplicación dentro de una rutina de belleza es la clave para poder aprovechar los beneficios de un buen serum antiedad.

Post anterior Siguiente post

Deja un comentario

Por favor, ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados